HAITÍ 2. GOLPES DE ESTADO

En el siglo XVIII, Haití conocido entonces como Santo Domingo fue la joya de la corona del imperio francés.

Luego vino la revolución francesa y todos en la isla buscaron hacer ganancias con el revuelo. Los colonos blancos eligieron representantes para la junta de Estates General, que se convirtió entonces en Asamblea Nacional, y buscaron autoridad autónoma en la isla.

A su vez, la “gente libre de color” exigió derechos y encontró apoyo entre algunos miembros de la Asamblea Nacional, los Amis des Noirs (un movimeiento blanco abolicionista) lograron hacer que le concedieran el voto a los “mulatos adinerados” Y en este punto, comenzó una revuelta de esclavos.

Haití se sumió en una guerra civil.

La revuelta de los esclavos no sólo asustó a los colonos blancos y a los mulatos acomodados. También a Francia, Gran Bretaña, España y no menos al recién constituido Estados Unidos.

Bajo el mando de Toussaint L’Ouverture, los revolucionarios negros crearon un ejército disciplinado y tomaron el control, formando un Estado independiente que fue condenado al aislamiento por todo mundo.

Este es el primer caso en la historia universal en el que la rebelión de la población sometida al sistema de esclavitud, condujo a su emancipación y a la abolición de esta forma de explotación de forma autónoma y perdurable en el tiempo, sentando un precedente definitivo para la supresión del comercio transatlántico de personas.

Para 1802, Napoleón reinvadió la isla y, combinando fuerza y engaños, capturó a Toussaint L’Ouverture y lo llevó de regreso a Francia, prisionero.

Desde entonces, la saga se complica. Básicamente la república siguiò bajo el control de los mulatos.

Los finqueros blancos abandonaron la isla. La economía se vino abajo.

En la primera mitad del siglo XX, y después de múltiples golpes de Estado, los marines estadunidenses invadieron Haití y lo ocuparon mucho tiempo, administrando el negocio y cobrando deudas.

Si brincamos rápidamente al periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, después de varios presidentes y golpes de estado, por ahì del 1957 encontramos acomodado en el poder a uno de los peores gobernantes del hemisferio occidental: François Duvalier.

Un doctor, negro, que utilizó la demagogia de la negritud para establecer una dictadura que impuso el orden mediante un grupo de asesinos conocido como tonton macoutes.

Antes de morir hizo unos cambios en la constitución que le permitiría a su hijo sucederlo en el poder. Cuando el dictador murió le sucedió en el poder su hijo de 19 años, Jean Claude, conocido como Baby Doc.

Finalmente el baby doc perdió el respaldo de Estados Unidos y fue derrocado, permitiéndosele exiliarse a su finca privada en Francia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *