George Walker Bush

El pasado lunes se difundió a través de la cadena ABC una entrevista que concedió el ya casi ex presidente de Estados Unidos George Walker Bush.

Cada vez que Bush habla, salen estas maravillas de su boca, su cinismo es infinito, y más todavía su estupidez, después de estos ocho años nefastos de su gobierno imperialista y guerrerista ahora resulta muy sencillo decir que lo que pasó es que no estaba listo para ser el “Comandante en Jefe”.

Que no pidió el voto para hacer la guerra, lo cual es cierto, pero igual la hizo, porque hay mucho dinero de por medio…
Hizo la guerra utilizando una gran mentira, que ni él podía creer, que e Irak había armas de destrucción masivas, a esa gran mentira ahora la llama un “error”…

La hizo intentando engañar al mundo entero, violando todas las leyes internacionales habidas…

Hizo la guerra autorizando la tortura, matando gente inocente, invadiendo países. Promoviendo golpes de Estado, como el de Venezuela…

Bush con su retórica y su discurso ultra conservador ha puesto al mundo al borde del colapso, hoy estamos en una situación de crisis global en todos los aspectos… pero para él es bien sencillo decir, perdón no estaba listo… qué fácil… qué cinismo…!!!

Habrá quienes crean que es un hombre valiente al reconocer sus errores, pero es que “errores” le han costado la vida a miles de personas inocentes en todo el mundo… no es posible cometer tantos crímenes y luego simplemente decir que se estaba preparado para una situación que él mismo generó.

Y a pesar de ser responsable de estas miles de muertes, de las torturas, de las invasiones, del colapso de la economía, de la corrupción en su gobierno, del fraude para ganar las elecciones, de la inestabilidad mundial… dice que llega a su casa y se ve en el espejo y no comprometió sus principios…
¡Y claro que no! ¡Si estos son precisamente sus principios, no otros!

Se acaba el gobierno de este militante de la estupidez, del conservadurismo, de la guerra… pero su legado nefasto lo cargaremos todos nosotros, en todo el mundo…

Y fiel a su estilo se despide diciendo que “Voy a tener mucho tiempo para pensar”… ¡Cómo si eso fuera posible!, porque así como pensar de verdad, este idiota que dirigió al país más poderoso del mundo, nos ha demostrado no ser capaz de ello…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *