Trabajo Femenino

Claramente el proyecto forma parte de la contrarreforma neoliberal en materia de derechos laborales que impulsan la derecha de este país.

Actualmente el Código de Trabajo establece que: “la trabajadora embarazada gozará obligatoriamente de una licencia remunerada por maternidad”.

Además señala que “el monto que corresponda al pago de esta licencia deberá ser equivalente al salario de la trabajadora y lo cubrirán, por partes iguales, la CCSS y el patrono”, lo cual, a nadie debería parecerle escandaloso, bueno parece a algunos empresarios sí, que les debe parecer un gasto injusto.

En la justificación del proyecto, si se puede llamar justificación a esto, el diputado libertario afirma que “lo usual es que cuando una mujer embarazada se acoge a la licencia de maternidad el patrono contrate un nuevo empleado al que también tiene que pagarle salario y cargas sociales. Esto es tomado en cuenta por los patronos cuando contratan una persona, lo que opera perversamente contra el trabajo femenino.”

Para ponerlo en términos más cotidianos, y sabemos que las mujeres que nos escuchan, sabrán de qué hablamos, algunos patronos suelen despedir mujeres cuando quedan embarazadas, porque aso aumenta sus costos de operación, o sencillamente, les hacen a las mujeres pruebas de embarazo periódicamente.

Otra práctica común, es que cuando una mujer busca trabajo le realizan una prueba de embarazo, que debe salir negativa como requisito para la contratación.

Esto por supuesto, como bien lo señala el diputado libertario opera perversamente contra el trabajo femenino, que además peor pagado que el masculino, y si a eso le sumamos las cargas dobles o triples de trabajo, empeoran las condiciones laborales de la mitad de la población.

Es decir, los libertarios, la extrema derecha, reconoce que los patronos violan las leyes laborales y discriminan a las mujeres.

Pero su solución es totalmente cínica, lejos de buscar que los patronos cumplan con su obligación, lo que hacen pues es legalizar la evasión de la ley.

Algo similar había propuesto Ovidio Pacheco cuando era ministro de trabajo, según él para eliminar la violación de las jornadas de trabajo por parte de las empresas, lo que había que hacer era legalizar la flexibilidad de horarios.

Porque la receta neoliberal es la legalización de la violación de los derechos laborales, ¿porqué que otra cosa sino esto es lo que proponen los libertarios con este proyecto?

Pero es que además, muy cínicos, de los empresarios afincados en el Movimiento Libertario, esta exoneración de pagar salarios y cargas sociales, se la quieren cargar a la Caja Costarricense del Seguro Social, y consecuentemente a los y las trabajadores.

Es decir, se trata de una carga adicional para la Caja, según el profesor universitario Rodrigo Arias López, el desembolso adicional para la Caja es por el orden de los ¢7.200 millones anuales: ¢5.650 millones en salarios y ¢1.550 millones en aportes, contra los fondos de los seguros sociales de todos y todas los y las costarricenses.

Según el mismo Arias, las autoridades de la Caja, según un estudio actuarial enviado a la Asamblea Legislativa solicita que a esa institución la dejen pagando solo un 70% del 100% del salario de la madre, lo cual es un implícito reconocimiento de cómo le afectarán sus finanzas en este rubro, pero además representa la capitulación de las autoridades de esa institución frente a este nefasto proyecto de ley.

Pero no sólo este proyecto se ha presentado en la Asamblea Legislativa, Óscar Arias, firmó un decreto ejecutivo en el que se presenta otro proyecto en la misma línea, se puede revisar el expediente N° 16.754.
La única diferencia es que con el proyecto de ley firmado por Arias, los patronos seguirán pagando las cargas sociales a la Caja pero con espíritu libertario Arias libera a los patronos del pago del 50% del salario por maternidad, para que este porcentaje corra en su totalidad  por cuenta de la Caja.

Por si fuera poco, un  transitorio que contiene el proyecto de Arias obliga a la Caja a reglamentar la exoneración gradual a los patronos.
Esa exoneración gradual es algo así como el cáncer que mata de a poquitos.

Según denuncia don Rodrigo Arias López, profesor universitario: “De aprobarse el proyecto del diputado libertario, al cabo de cinco años los patronos habrían dejado de pagar cerca de ¢50.000 millones, mientras que si es la iniciativa de Arias la que prospera, la pérdida de ingresos de la Seguridad Social durante ese mismo período, sería próxima a los ¢25.000 millones.
Después de cinco años, o del plazo que decida la Caja, el monto de la exoneración anual a los patronos en la versión de Arias será un 22% menor que bajo la opción del diputado Quirós.

En ambos casos esto significa menos inversión en Seguridad Social, pero excelente negocio para los inversionistas y sus guardianes.

La justificación es la famosa competitividad, y básicamente eso lo que significa en la realidad es que los empresarios, sobre todo las transnacionales, no quieren aportar un solo cinco a la seguridad social, para ellos es un gasto prescindible, pero lo peor de todo es que tengan el cinismo de decir que se trata de un proyecto que busca combatir la discriminación contra las mujeres, discriminación que ellos, defendiendo y legalizando la violación de las leyes laborales, generan con sus políticas neoliberales.

Desde Radio 8 de Octubre, nuevamente hacemos un llamado a todos y todas, a organizarnos, a movilizarnos y rebelarnos contra este tipo de proyectos y políticas neoliberales que buscan únicamente beneficiar a los patronos, en detrimento de nosotros y nosotras, que somos al final de cuenta,, trabajadores y trabajadoras, quienes hacemos posible que el capital se reproduzca.

Sin mano de obra el capital no se puede reproducir… los y las llamados a romper ese ciclo del capital, para que haya una adecuada y justa distribución de la riqueza en nuestro país. Por un trabajo digno, por condiciones de vida dignas para todos y para todas… para todos todo…!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *