Roberto Micheletti y Martha Lorena Alvarado traman juicio para encarcelar al Director de EL LIBERTADOR

Roberto Micheletti y Martha Lorena Alvarado traman juicio para encarcelar al Director de EL LIBERTADOR

Las caras visibles del gobierno de facto, Roberto Micheletti y Martha Lorena Alvarado, se reunieron la tarde de hoy martes 20 de octubre de 2009 en Casa Presidencial y, uno de los temas, fue analizar la apertura de un proceso para llevar a la cárcel al Director de EL LIBERTADOR, Jhonny José Lagos Henríquez.
La información la proporcionó una fuente confidencial muy vinculada al ambiente de la dictadura que, aunque está adentro, no comparte las atrocidades y violación sistemática de los Derechos Humanos cometidos en contra del pueblo hondureño que busca el retorno del orden constitucional en Honduras, roto el 28 de junio pasado por el secuestro y expatriación del Presidente Zelaya.

CAPTURA EN 48 HORAS

Trascendió que Micheletti y Martha Lorena giraron instrucciones a gente de confianza para que en las próximas 24 horas confirmen el registro de propiedad del periódico EL LIBERTADOR, para proceder ante los tribunales que están a su disposición y demandarles que giren la orden de captura en el término de las próximas 48 horas contra el periodista Jhonny Lagos.

No es la primera vez que el Director de este rotativo es amenazado, el 18 de junio de 2009, el juez del Juzgado Primero de Letras de lo Contencioso Administrativo, Jorge Alberto Zelaya Saldaña, por petición del Fiscal General, Luis Rubí, le envió denuncia judicial para que a través del periódico se dejará de promover la consulta popular en la que se le preguntaba al pueblo hondureño que si estaba de acuerdo o no con una nueva Constitución de la República. En esa ocasión, Lagos Henríquez fue amenazado con aplicarle el Código Penal si continuaba consultando a la población. Y la sanción, según la ley que le recordaba implica de tres a seis años de cárcel por desobediencia a la autoridad.

EL LIBERTADOR EN RESISTENCIA

En este medio de comunicación comprendemos que por ahora no vivimos en Democracia, de hecho, si a la dictadura aún vigente no le ha importado echarle las Fuerzas Armadas y la Policía a un pueblo inerme para matarlo, reprimirlo, golpearlo, encarcelarlo y desaparecerlo, no extraña que ahora de nuevo pretenda intimidar, llevar a los tribunales, incluso, meter a la cárcel a nuestro Director por defender los más grandes intereses de la Patria a través de este espacio que desde que nació estuvo claro que estará del lado de la mayoría de hondureños.

EL LIBERTADOR no cree en un periodismo estéril, ni puro, no creemos en la trampa de la imparcialidad, un medio de comunicación o está con el pueblo o está contra él; o combate la corrupción o la defiende; o defiende los intereses de un grupito dañino de familias golpistas, enemigos del pueblo hondureño, o se opone a la crueldad de la oligarquía y rechaza con despreció la pretensión mezquina y enferma de mantener en la miseria al soberano, que es el pueblo. Nacimos para trasladar al mundo las historias que por siempre ha ocultado la prensa venal. Nuestro compromiso es con la sociedad y no con un grupo de aventureros ignorantes, pobres diablos congelados en el tiempo de los golpes de Estado y en dictaduras.

MEDIDAS CAUTELARES Y AMENAZA DE MUERTE

El Director de EL LIBERTADOR goza de medidas cautelares otorgadas por Amnistía Internacional a través del Comité de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) en el marco del golpe de Estado, por las múltiples amenazas de distinta índole de que ha sido sujeto; aun así hace días el compañero Delmer Membreño fue secuestrado por paramilitares que después de torturarlo le dijeron que “a yonicito (Jhonny Lagos) le espera lo peor”.

Desde ya advertimos a los golpistas Roberto Micheletti y a Martha Lorena Alvarado que se atengan a las consecuencias por cualquier acción en contra del Director de EL LIBERTADOR, porque no descansaremos hasta que paguen caro su osadía si llegan a concretarla. No olviden, sus delitos no quedarán impunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *