La prensa hondureña miente para justificar golpe de estado

Domingo, 28 de Jun de 2009. 11:57 am

En la primera plana del portal electrónico del diario El Heraldo de Honduras, refleja claramente su complicidad con el golpe de estado y señala que los “militares cumplieron la orden judicial de detener al presidente Zelaya”. Además de eso acude a la supuesta presencia de nicaraguenses y venezolanos en Honduras como el hecho que aceleró lo que ellos denominan la detención del Presidente Zelaya.

El Heraldo no revela fuente ni ofrece pruebas sobre la presencia de ciudadanos de Venezuela o Nicaragua en Honduras y mucho menos que estos estuviesen participando en alguna actividad política en en Tegucigalpa. Textualemente sobre el golpe de estado El Heraldo dice lo siguiente:

“El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, fue detenido esta mañana por elementos militares en cumplimiento de una orden de los tribunales de justicia.
Una fuente de las Fuerzas Armadas de entero crédito confirmó a El Heraldo.hn que la detención de Zelaya fue una orden de los tribunales de la República ante un acto ilegal consumado”.

Como podemos observar otra vez se acude a fuentes anónimas a quienes El Heraldo le adjudica absoluta confidencialidad. El medio de comunicación hondureño también advierte por intermedio de la fuente anónima que vendrán mayores detenciones, citamos la nota del diario: “La fuente anunció también que vienen más detenciones de funcionarios que desacataron la orden de los tribunales en contra de la consulta ilegal de este domingo”.

En ningún momento El Heraldo reproduce la supuesta orden judicial que solicitaba la detención del Presidente, tampoco explica como puede detenerse a un presidente constitucional sin un previo antejucio.

Por su parte el diario Tribuna, complementa la red de complicidad de los grandes medios de comunicación con una nota que indica que en Tegucigalpa se vive relativa calma, sin ofrecer informaciòn alguna sobre las movilizaciones populares que en estos momentos se están desarrollando en el país centraomericano, citamos: “Pese a la detención del presidente Manuel Zelaya, los capitalinos se mantienen en una relativa calma, mientras se mantiene a la espera de un comunicado oficial del alto comando militar”.

Como es evidente el diario menciona la “detención” del Jefe de Estado como la captura de cualquier criminal y no como la ruptura del orden constitucional en el país. Tribuna también realiza una labor desmovilizadora para evitar que el pueblo manifieste, veamos: “Los medios de comunicación recomiendan mantenerse en sus casas, y en atención a la información que se transmita”.

Lejos de condenar el golpe de estado y el cierre del canal 8, medio oficial del estado, el diario Tribuna asegura que una de sus reporteras fue presuntamente agredida por la manifestación popular que exige el regreso del presidente Zelaya, citamos: “Una reportera y un fotógrafo de LA TRIBUNA, fueron golpeados por grupos de manifestantes afines al presidente Manuel Zelaya Rosales, quien fue detenido por efectivos militares esta mañana y al parecer sacado del país aparentemente con rumbo hacía Costa Rica. Según la periodista, Any Castro, uno de los revoltosos…”, como obervamos para Tribuna los manifestantes son “revoltosos”.

Para entender como la prensa hondureña apoya con tal vehemencia y sin ningún disimulo la acción de golpe de estado debemos señalar que una de las acciones que tomó el gobierno del presidente Manuel Zelaya hace varios meses fue suspender los millonarios subsidios que recibían los medios de comunicación privados en Honduras.
Como denuncia el periodista canadiense Jean Guy Allard, en el caso específico del diario El Heraldo, este medio tiene relaciones directas con la organización Uno América, la coordinadora neonazi financiada por la NED para desestabilizar a los gobiernos progresistas de América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *