COSTA RICA. Ministerio Público desestima y archiva el caso del asesinato contra Sergio Rojas Ortíz

COSTA RICA. Ministerio Público desestima y archiva el caso del asesinato contra Sergio Rojas Ortíz

Hace un 1 año y 6 meses asesinaron a Sergio. El Estado sigue mostrando su compadrazgo y encubrimiento con los asesinos intelectuales y materiales de este crimen, y con todos los usurpadores de Territorios Indígenas

Hace unas pocas horas, un medio de comunicación comercial del país anuncia (como si este medio fuese su vocero) que el Ministerio Público desestimará  y archivará el caso del asesinato del dirigente Bribri de Salitre, Sergio Rojas Ortiz, del clan Uniwak, acontecido el pasado 18 de marzo del 2019.

Sergio respaldó y apoyó a su pueblo de Salitre en los procesos de Autonomía y recuperación del territorio, pero también apoyó a otros pueblos con sus procesos por la autonomía. Por eso recibió agresiones e intentos de asesinato por parte de los matones a sueldo enviados por los terratenientes que usurpan los territorios, incluso recibió amenazas públicas de parte de los mismos terratenientes.

También fue encarcelado injustamente durante 6 meses sin ninguna prueba en su contra, y violentando los convenios internacionales sobre los derechos de los pueblos originarios.

El 18 de marzo del 2019, Sergio es asesinado a tiros, por la noche, a la espalda, en su casa. No pudo defenderse de la cobardía del Poder colonial.

Sergio Rojas Ortiz, del clan Uniwak, dirigente del pueblo Bribri de Salitre

El caso por el asesinato de Sergio Rojas Ortíz estaba a cargo de la Fiscalía contra el Narcotráfico y Delitos Conexos: un delito que puso en clara evidencia el racismo, la persecución política y la brutalidad con la que actúan los usurpadores de los territorios, pero el Estado categorizó este hecho como un asunto del  narco u otro delito que no puede categorizar.

Han transcurrido apenas 18 meses desde que asesinaron Sergio, pero la Fiscalía decide archivar este caso porque, según informa a través de este medio comercial, “(…) el entorno, la forma de vida de la zona y la imposibilidad de localizar a los testigos fueron factores que jugaron en contra de la investigación.”

Es importante señalar, que las investigaciones en torno a este caso han sido manejadas bajo secretismo por parte del Ministerio Público, a la población se le ha informado de muy poco a nada sobre este proceso judicial, y más bien, parece que han querido negar este crimen, esconderlo debajo de la alfombra de impunidad y corrupción.

De lo poco que se sabía públicamente sobre la investigación, es que se habían publicado unos retratos hablados de algunas personas sospechosas, pero dos jueces del Juzgado Penal y dos del Tribunal Penal se negaron a la solicitud de allanamiento que solicitaron los fiscales a cargo del caso.  

Este mismo medio de comunicación comercial que tuvo la primicia de esta grave noticia, aseguró que la Fiscala General, Emilia Navas Aparicio se reunió hoy jueves en Pérez Zeledón con la familia Rojas Ortiz. ¡En Pérez Zeledón! A más de 65 kilómetros de distancia de dónde se ubica el territorio Bribri de Salitre.

La reunión se dio para “explicarle” a la familia porqué el Estado decide archivar el caso por el asesinato contra Sergio. Además de la familia de Sergio y  la Fiscala General, en la reunión se encontraron la Fiscala Adjunta contra el Crimen Organizado, la Fiscala Adjunta de Asuntos Indígenas, y la Fiscala encargada de la investigación del homicidio, según informa el medio comercial.

Han transcurrido apenas 18 meses desde el asesinato contra Sergio Rojas Ortíz, un asesinato que ha sido catalogado por el pueblo como un asesinato político. Y si se trata de argumentaciones y veredictos de instituciones formales a las que el Estado sí reconoce, en febrero anterior la Defensoría de los Habitantes le informó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH que el asesinato de Sergio Rojas efectivamente estaba relacionado con su defensa del territorio ancestral, y que la presencia y agresividad de los finqueros usurpadores en los territorios seguía en aumento.

Sin embargo, el poder político y económico, la maquinaria del capitalismo, el patriarcado y el colonialismo, sigue fortaleciendo su impunidad, la corrupción y la injusticia. Este anuncio del Ministerio Público, a través de la Fiscalía contra el Narcotráfico y Delitos Conexos, significa sin duda, otro precedente más de impunidad y encubrimiento para los asesinos y agresores de los pueblos originarios y sus derechos -quizás el más evidente hasta ahora, pero no el único.

El mensaje que se envía es claro: en Costa Rica, los usurpadores de territorio, los agresores de los derechos de los pueblos y colectividades, tienen el espaldarazo del Estado para agredir y asesinar a quienes les significa una piedra en su camino.

Hacemos incapié en el hecho de que este nefasto anuncio para la búsqueda de justicia y verdad en el asesinato de Sergio Rojas Ortíz, se realizó, primeramente, en un medio digital de comunicación comercial. A la 1.30 de la tarde, aún no hay ninguna comunicación oficial de parte del Poder Judicial. En la página web ni el Facebook del Ministerio Público se ha comunicado oficialmente esta noticia; tampoco hay comunicación oficial por parte del Poder Ejecutivo, más bien en su página de Facebook, la penúltima publicación hecha a la 1.30 pm era un anuncio de cómo se le distribuirán miles de millones de colones al sector ganadero.

Pantallazo de Facebook Casa Presidencial. Hora 1pm con 25 min.
Pantallazo de la página web del Ministerio Público, Sección Noticias Judiciales.
Hora 1pm con 27 min.

Un «apoyo» millonario a ese sector extractivo, que curiosamente es una actividad económica muy común entre los que usurpan los territorios indígenas de la zona sur – sur del país. Es también una actividad muy lucrativa y que no se avergüenza de mostrar públicamente sus vínculos políticos.

Hoy, se cumplen 7 meses del asesinato de Jhery Rivera Rivera, indígena Bröran de Térraba, su confeso asesino sigue libre, un hombre que también forma parte de la estructura criminal de los usurpadores de los territorios del sur- sur.

Hoy, la finca de Kono Ju, recuperación de familias cabécares de tierras ancestrales, enfrenta una amenaza de desalojo ordenada por el Tribunal Agrario, a favor del usurpador que reclama esta tierra.

Hoy, el Ministerio Público decide desestimar y archivar el caso de Sergio Rojas Ortíz, dirigente Bribri de Salitre. Hoy, el Estado costarricense y los terratenientes le vuelven a disparar a Sergio Rojas Ortíz, pero por más que intenten asesinar y enterrar su memoria y su lucha, seguiremos exigiendo justicia para Sergio.

¡NI PERDÓN NI OLVIDO! ¡SERGIO VIVE EN LA LUCHA DE LOS PUEBLOS!

JUSTICIA PARA SERGIO, JUSTICIA PARA JHERY, JUSTICIA PARA LOS PUEBLOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *