Atención. Noticia de última hora: fuerte terromoto sacudió Haití

(ruidito de pseudo noticiero)

Atención. Noticia de última hora. Los cables reportan que un fuerte terromoto sacudió Haití. Seguiremos informando.

Atención. Desde Haití nos informan que Estados Unidos ha mandado ayuda para los damnificados del terremoto. Repetimos, Estados Unidos ha mandado ayuda ¿para los damnificados del terremoto? (efecto en la voz)

La verdad es que Estados Unidos lo que más ha mandado son soldados. (ruido de botas marchando) En estos momentos tienen alrededor de 10 000 militares en Haití. (sigue sonando)
El ejército gringo tomó control del aeropuerto y controla la llegada y salida de vuelos. Los muy cabrones limitaron el uso del aeropuerto a vuelos militares. (sonido de avión atenuándose)

Sólo en la cabeza hueca de un militar puede caber que se permita primero que aterricen miembros de la Iglesia de la Cienciología, reporteros de CNN y pañales de Canadá en lugar de equipamiento médico enviado por diversos países europeos.

Los gringos tienen en estos momentos el poder en Haití, según ellos para preservar la paz y el orden. Sus soldados patruyan las calles y ¡son esos mismos soldados los que administran la repartición de alimentos y medicinas! (voz de indignación)
Y claro, según el criterio ecuánime de los soldados gringos, que están por encima del bien y del mal, la ayuda llega primero a los barrios ricos.

Atención. Otra noticia informa que los ricos en Haití quedaron intactos. (sonido de caja registradora y monedas)

Los ricos en Haití son apenas el 5% de la población. Después de un terremoto devastador están como si nada: sus colegios privados están intactos, sus casas de lujo siguen enteras, todo muy bonito en los barrios de la clase alta haitiana.
Pero hay que apiadarse de ellos, pobrecitos los ricos, algunos han tenido pérdidas en sus negocios.

Pero otros no, otros están haciendo el negociazo con el terremoto: suben los precios de los alimentos y la gente desesperada tiene que comprárselos.

Y del otro lado, la gente pobre ha perdido su vida o a sus parientes.

Ay, y los ricos, no podrán ir a las galerías de arte ni al instituto de danza porque todavía permanecen cerrados. Pobrecitos los ricos, no podrán jugar golf en estos días ¡qué van a hacer!

Y lo peor de todo es que es a los barrios ricos donde primero llega la ayuda. ¡Mientras los pobres comen galletas de barro, a falta de comida real y saludable!

Atención, atención. Nos llega la noticia de que en Haití, en medio del caos, algunos sacan provecho.

Los Bancos, como si no tuvieran plata suficiente, cobran comisiones por los dineros enviados como donativos a Haití. ¡Se están enriqueciendo con la tragedia!

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, la “reconstrucción” de Haití costaría 14 mil millones de dólares. Imagínense la cantidad de “comisiones” que van a cobrar los bancos. Lo decimos de nuevo: ¡Se están enriqueciendo con la tragedia! (sonido de caja registradora y monedas)

Atención. Tenemos otra noticia sobre los pobrecitos ricos de Haití.

Como los ricos de Haití no pueden jugar golf, se aburren mirando por la ventana. Pero al ratico tienen que cerrarla para no ver lo que está pasando afuera.
(bostezo)
Mientras tanto, los ricos de otras partes del mundo siguen llegando a Haití en sus cruceros de lujo, hartándose con langostas y licores carísimos.

Al fin y al cabo qué le importa a alguien que puede pagarse un crucero de lujo que esos “negros pobretones” no tengan qué comer.

Acordémonos lo que dijo el imbécil de Pat Robertson, (ruido de caballo) el dueño de Club 700, cuando atribuyó las causas del terremoto a un ¡pacto con el diablo! ¡el colmo del cinismo!

Atención. El premio a cínico del año lo disputa otro más.
Por un lado teníamos al excandidato a presidente de Estados Unidos ¡nada más y nada menos!, el mencionado Pat Robertson que dijo que Haití había logrado su independencia gracias a un pacto con el diablo. Pero hace poco apareció en escena un obispo que desde el Estado español, dijo que algo más importante que lo que le está pasando a esos pobres haitianos es “nuestro estado espiritual”.

¡Nuestro estado espiritual mis nalgas!

Atención. Noticia de última hora. En Haití todo está bajo control.

Bajo control militar de los yanquis será.

Si a usted le preocupaba que el ejército gringo haya ocupado un país de latinoamérica, si a usted le ofendía que un idiota dijera que la causa del terremoto es un pacto con el diablo, si a usted le indignaba que sigan llegando cruceros a las costas devastadas y le indignaba que los ricos estén como si nada mientras los pobres están peor que nunca ¡pare de sufrir! Justin timberlake y los hijos de michael jackson ya grabaron una canción para los damnificados.

(entra canción we are de world..)

Siatonto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *