Albino Vargas desafía a Ministra de Salud

Albino Vargas figura entre los líderes sindicales que convocaron el pasado jueves a un paro nacional de un día en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) en protesta por la política salarial desigual en esa institución.

La Ministra Avila antes del paro giró una “orden sanitaria de cumplimiento obligatorio”, con la que pretendía detener el movimiento, y como eso no ocurrió, luego acudió a los tribunales de justicia a acusar a los dirigentes por desacato de esa orden.

Vargas demandado judicialmente

Este domingo el secretario general de la ANEP dio a conocer una carta en la que señala que “la señora Ministra de Salud, doctora María Luisa Ávila Agüero, ha procedido a demandar judicialmente a los líderes máximos de las diferentes organizaciones sindicales, convocantes del pasado movimiento de paro en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), ocurrido el anterior jueves 10 de setiembre”.

“La señora Ministra de Salud expresa así su malestar porque la orden intimidatoria que emitió en contra del citado movimiento, fue desatendida por miles de personas trabajadoras de la Caja, las cuales consideraron sumamente justo el llamado de los sindicatos al indicado movimiento, ante el crecimiento de las desigualdades salariales irracionales que se han generado en tal entidad”, señaló Vargas.

Vargas dijo que “ante el conocimiento previo que tuvo de la inminencia de tal movimiento, como rectora del Sector Salud, la doctora Ávila debió informarse previamente de, no solamente la cantidad y la calidad de las medidas que se impulsaron para reducir al mínimo la afectación de los servicios básicos, esenciales, imprescindibles y otros de similar calibre; sino que, además, le faltó iniciativa para convocar a las entidades laborales del movimiento y obtener de viva voz, un relato de un largo proceso de tolerancia, de paciencia y de fe en el diálogo que los sindicatos desarrollamos frente a las altas autoridades de la Caja, siendo éstas las que lo descartaron”.

La acusa de deseos de figuración

Vargas acusó a la Ministra Avila de gustar ser aplaudida y de ser parte de la cúpula que impulsa las políticas neoliberales en el país.

“Acostumbrada a la adulación constante y a una eficiente comisión de aplausos interna que tiene en el Ministerio de Salud, la doctora Ávila Camacho no logró comprender cómo no funcionó en esta ocasión, la institucionalización del miedo; lo cual sí operó a su favor durante la imposición al personal del Ministerio de Salud, del llamado proceso verticalista de “Desarrollo Organizacional” (D.O.); reestructuración disfrazada con un costo multimillonario por medio del famoso proceso de las “consultorías”“, señaló.

“Además, el indicado proceso de paro dejó en evidencia que la citada jerarca, en su calidad de rectora del sector Salud de la política pública del país al efecto, debe dar muchas explicaciones a la sociedad, en cuanto a su accionar en tal posición, con respecto a la oportunidad, a la eficiencia, a la eficacia de los servicios que brinda la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), a la población nacional. Indudablemente que esto generó en la mencionada funcionaria gran molestia”, agregó Vargas.

Sin miedo, dice Albino

“Sin duda alguna, la acusación en sede judicial que nos hace la señora Ministra Ávila, abre un mar de oportunidades para no solamente abrir un debate público sobre el carácter de su propia gestión, sino para evidenciar la estrategia de ataque que desde el poder neoliberal (del cual ella forma destacada parte), se ha venido urdiendo en la democrática Costa Rica contra el Movimiento Sindical, especialmente contra aquellas organizaciones que como la ANEP, hemos enfrentado los desmanes de tal poder, de manera abierta y transparente”, señaló el dirigente de ANEP.

Vargas señaló que “en este caso, el diálogo que la Ministra Ávila no fue capaz de propiciar, y que tuvo que ser abierto por los varios miles de trabajadores y de trabajadoras de la Caja que fueron el paro del pasado jueves 10 de setiembre, se ha de mantener y el próximo miércoles 16 empezarán las conversaciones oficiales”.

“Si hay que ir a la cárcel, se irá a la cárcel, pero no será la indicada jerarca piedra en el camino del diálogo, de la negociación y de la eventual construcción de acuerdos, en beneficio de la paz institucional de la Caja y, por ende, en beneficio de la enorme mayoría de la población costarricense que depende de los servicios de salud que brinda esta estratégica entidad de la democracia”, puntualizó la carta.

Fuente: http://informa-tico.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *