Sindicatos se retira del Ministerio de Trabajo sin que el Gobierno les permitiera llegar a un acuerdo

Sindicatos se retira del Ministerio de Trabajo sin que el Gobierno les permitiera llegar a un acuerdo

Las organizaciones sindicales costarricenses que protestaban en el Ministerio de Trabajo, se retiraron del Ministerio el 25 de Enero, cerca de las 6:00 p.m, sin haber logrado un acuerdo con el Gobierno de la República.

Los manifestantes expresaron su insatisfacción, por cuanto el Gobierno impuso trabas para incluir cláusulas específicas sobre la forma de inscribir una asamblea de trabajadores en el acuerdo que se discutía.

Este requisito solicitado por los sindicatos tenía como objetivo impedir que se inscribiese una Junta Directiva espuria en el Sindicato de Trabajadores de JAPDEVA (SINTRAJAP), temor que se hizo manifiesto luego de una reunión celebrada en Limón el 15 de Enero. Las cláusulas específicas se referían a requisitos claramente establecidos en la ley, como la obligación de que la asamblea fuera convocada por la Junta Directiva sindical, o que los acuerdos figuren en libros de actas.

Las negociaciones se rompieron cerca de las 5:00 p.m, en medio de un ambiente de protesta dentro y fuera de las instalaciones del Ministerio. De inmediato se convocó a conferencia de prensa para explicar lo ocurrido. Allí se denunció la manipulación que ha tenido el Gobierno en este asunto, al fomentar la inscripción de la Junta Directiva espuria, ya que la misma sí responde al interés del Gobierno por privatizar los muelles a cambio de millonarias indemnizaciones.

Al ser las 6 de la tarde, se hizo presente el jefe de la Fuerza Pública de San José, Raúl Rivera, quien fue testigo de que las
instalaciones del Ministerio quedaron en perfecto estado y sin daños de ningún tipo. Posteriormente, los manifestantes se concentraron en las afueras del Ministerio, donde decenas de personas los recibieron para escuchar los detalles de la ruptura de las negociaciones.

El Movimiento Sindical fue enfático en señalar que la lucha por la defensa de las libertades sindicales no ha concluido, sino que se
concentrarán en nuevas manifestaciones y medidas de presión para exigir al Gobierno respeto a la ley y los derechos de la clase
trabajadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *