Pablo Presbere y los guerreros olvidados

Pablo Presbere y los guerreros olvidados

En Costa Rica para la época de la conquista española surgieron grandes héroes
indígenas, luchadores indómitos, sagaces, nunca conquistados… pero si olvidados.

Pero hubo otros guerreros no nombrados, no mencionados, nunca apresados, nunca pero nunca conquistados… esos que junto a Pablo Presbere defendieron con arcos, flechas y sus vidas la libertad de ellos y las de todos los de esta región.

Cuenta una historia que Pablo Presbere sabia de su muerte, los awapa se lo habían predicho talvez de eso sacaba su fuerza… talvez por que la muerte no era uno de sus temores… ¡Primero muerto antes que esclavo!… los guerreros también lo sabían pero ellos tenían otros destinos.

Cuenta esta historia que las noches antes de la captura las órdenes tomadas fueron que si Pablo era apresado debían de retirarse los guerreros a la montaña, no no era huir, era replegarse, ellos tenían otro destino; seguir en la montaña en la alta talamanca.

Fueron dirigiéndose estos guerreros hasta lo más profundo de la montaña y ahí
transformados por los AWAPA en árboles, en tigres, en monos, en ardillas, en otros animales, ahí aguardan todavía la nueva lucha contra la nueva colonización que nos quieren imponer de otra forma de otra manera; y fácilmente identificable en nuestros tiempos como lo son las iglesias, los partidos políticos, las empresas, ciertas organizaciones y todo aquello que va en contra de nuestras legitimas raíces indígenas.

Y dice la historia que los AWAPA le dijeron a presbere y los guerreros todo el futuro; le dijeron todo lo que iba a pasar… Las esferas lo dijeron, los AWAPA lo confirmaron, los cantos lo reafirman y las
estrellas lo presagian…

“la lucha indígena sufrirá una derrota, los pueblos indígenas serán esclavizados, se les enseñará la lengua blanca, sus conocimientos serán robados, su cultura olvidada, su raza será marginada y casi extinta….

” Pero las estrellas lo presagian tanbién; PABLO PRESBERE volverá, no en uno si no en miles, y los guerreros que están en la montaña aguardan su llegada no para que sea su líder sino para que todos sean uno, y comience una nueva lucha para volver a lo que éramos para volver a nuestras raíces, para reclamar lo que es nuestro, para defender a la madre que nos parió y que se llama tierra para defender al hermano tigre, al hermano mono, al hermano armadillo para defender a todo aquello que existe en estas tierras..

El movimiento indígena camina mirando hacia atrás por que nuestro futuro no es lo que vendrá si no lo que fue; es inevitable volver a las raíces… Vamos todos los indígenas de color, etnia y corazón a manifestarnos a empezar esa nueva lucha. Pablo y sus guerreros pronto vendrán, su espíritu ya corre por las montañas de talamanca.

La lucha sigue después de 500 años, seguimos en resistencia vida o muerte, pero no, nunca más colonizados ni utilizados como lo hemos sido siempre.

Vamos compañeros salgamos mañana a manifestarnos, no a pedir autonomía por que ellos nunca nos la podrán dar si no a dejar claro quiénes son los verdaderos dueños de estas tierras porque a ellos se les olvida. Sigamos con arcos y flechas que mi fortaleza es lo que llevo en mi corazón, una rabia de más de 500 años.

Vamos todos que el cambio se acerca.

¡No nos dejamos¡¡¡ no nos rendimos¡¡¡ no claudicamos¡¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *