Insulza aclara que »no vamos a Honduras para negociar»

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, aclaró este jueves que no viajará a Honduras el próximo viernes para negociar con el gobierno de facto, sino que será para presentar el documento de la resolución que aprobó el organismo en donde se condena el golpe de Estado contra el presidente, Manuel Zelaya, y exige su restitución en el poder, en un plazo máximo de 72 horas.

“No vamos a Honduras para negociar. Vamos a pedir que se deje de hacer lo que se ha estado haciendo hasta ahora, y a buscar vías que permitan el retorno a la normalidad”, dijo.

El representante manifestó que durante su visita a Honduras conversará con los integrantes de la Corte Suprema de Justicia y del Congreso de facto y volvió a descartar que esté planteada una negociación.

En ese sentido, notificará a los actores políticos sobre los términos de la resolución aprobada por la Asamblea General de ese organismo, que dio hasta el viernes a las nuevas autoridades para reinstalar a Zelaya en el poder.

Insulza consideró que será difícil que la situación política de Honduras vuelva a la normalidad en pocos días, al tiempo que dijo que “ no voy confiado, sin embargo haré todo lo que pueda, pero me parece difícil que todo pueda componerse en unos pocos días”.

El secretario general de la OEA asomó la posibilidad de que Honduras sea suspendida de ese organismo, que reclama la restitución en la presidencia de Manuel Zelaya, luego de que el domingo pasado fuera secuestrado en su residencia por militares encapuchados y llevado a Costa Rica.

Pero al parecer, el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, no está muy claro en la misión de Insulza, pues el miércoles aseguró que la OEA había dejado sin efecto la medida de 72 horas para que Honduras restituya en su cargo al presidente Manuel Zelaya Rosales y que iban a conocer las razones del golpe.

“El organismo internacional decidió enviar una misión para conocer las razones de la separación de Zelaya Rosales, ocurrida el pasado 28 de junio, la amenaza de la OEA era que si en tres días no se regresaba el poder a Zelaya, Honduras iba a ser eliminada de ese organismo, pero tenemos conocimiento que la medida quedó sin efecto”, afirmó Micheletti.

Asimismo, dijo que la representación del organismo recibirá la documentación que muestra la legalidad del golpe de Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *