El Opus Dei, secta fascista de la Iglesia Católica

La iglesia católica, siempre tan presente en las decisiones políticas, dictándole órdenes a los que nos mal gobiernan y haciendo yunta con los intereses de los empresarios, ha extendido sus brazos por muchos países de América Latina.

Pero escuchen, compas… Además de andar levantando iglesias en cada rincón y en cada comunidad latinoamericana, se inventaron una de las sectas más conservadoras, elitistas y fascistas que todavía hoy sigue trabajando con el poder político… El Opus Dei.

En esta secta están los peces gordotes de los países latinoamericanos: o sea, políticos poderosos y empresarios millonarios. No es casualidad que el Opus Dei sea una organización financieramente poderosa e influyente en nuestros países!!

Y es que el Opus Dei no sólo está ligado con los sectores poderosos del mundo, sino que también está ligado con grupos conservadores y de extrema derecha, como el grupo neofascista “Joven Europa”.

Este movimiento ultraconservador fue fundado por José María Escrivá de Balaguer en España en octubre de 1928. La secta no sólo se dedica a formar sacerdotes, sino también a empresarios y académicos de los países en los que se encuentra establecida que les interese luchar contra el comunismo y expandir los valores de la iglesia.

Después de la Guerra Civil Española y la subida del General Francisco Franco al poder español, esta secta se encargó de seleccionar y de formar las elites de la dictadura española hasta que los cargos de esta dictadura fueran rellenados con miembros opus deístas.

José María Escrivá de Balaguer se fue para el Vaticano y ahí se dedicó a extender su poder en América Latina. Se instalaron oratorios y capillas del Opus Dei en las embajadas españolas, y esto permitió que las elites latinoamericanas entraran a la secta.

Chile. Apenas Augusto, el asesino, Pinochet tomó el poder chileno, Escrivá de Balaguer viajó a Santiago de Chile en 1974 para celebrar una acción de gracias por este golpe de estado con tres de sus “hijos espirituales” como él les llamaba: el general Pinochet, el almirante Merino y el general Leigh.

Durante esta visita, en la que de Balaguer adiestró a estudiantes de la Universidad Católica y a la cúpula directiva de la autoproclamada Junta de Gobierno, en dónde se dejó decir que estaba apoyando una “cruzada noble en contra del comunismo totalitario”.

Además, el padre de Balaguer se refirió a los y las creyentes que se oponían al régimen de Pinochet como “hijos desleales de la Iglesia”, y sobre las muertes y desapariciones de las y los miembros de la resistencia chilena rabió “Yo os digo que aquella sangre es necesaria”.

Honduras. Y a que no saben qué sector de la Iglesia Católica estuvo en lo más y mejor de la fiesta golpista hondureña!!!
El Opus Dei!!! encabezado por el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga. La influencia de este grupo es tan grande en Honduras que se les vincula con el golpe militar en junio del 2009. Esta secta tiene representación política y económica en las elites hondureñas.

Así, podemos encontrar una amplia delegación de reaccionarios, fundamentalistas, religiosos de este grupo en el gobierno hondureño, algunos nombres son:

• Elvin Santos, Cardenal Hondureño;
• Marta Lorena Alvarado de Casco, Vice-Canciller golpista y actual diputada al Congreso Nacional;
• La familia Villeda Bermúdez y la Familia Villeda Toledo, dueñas de Emisoras Unidas y Televicentro,
• Antonio Tavel Otero, encargado de la empresa de telefonía Tigo, honduras;
• Ricardo Álvarez, Alcalde de Tegucigalpa,
• Carlos López Contreras, Canciller Golpista y Armida de López Contreras, Organizadora de las Camisas Blancas.

Este grupo fue abiertamente opositor al gobierno de Zelaya, condenándolo por vetar la prohibición de la píldora del día después y oponiéndose a los programas de educación sexual del ministerio de educación. Tanto así que ha impedido que agencias de cooperación de la misma iglesia católica apoye los programas de educación sexual e igualdad efectiva de la mujer.

Perú. Continuando con el recorrido latinoamericano de esta secta, Juan Luis Cipriani, el actual arzobispo de Lima, Perú, es también miembro del Opus Dei de este país.

Y es que este Cipriani es bastante conocido en Perú por su estrecha cercanía con Alberto Fujimori, ex presidente peruano condenado culpable por asesinatos, violaciones a los derechos humanos y múltiples casos de corrupción.

Cipriani en épocas de la dictadura Fujimori-Montecinos, era el encargado de nombrar y remover autoridades políticas y militares de la región de Ayacucho, además tenía el control del presupuesto y en el permiso de licitaciones.
También justificó, como representante de la Iglesia de Ayacucho, la pena de muerte. En sus palabras:

“No podemos permitir que por el miedo, el temor y la cobardía de unos cuantos el país no se apruebe la pena de muerte. No podemos temblar de miedo. El mundo cambia día a día y no a favor de los cobardes. Nos encontramos en una época de firmeza, claridad y hombría”.

Un año más tarde, en abril de 1994, el actual arzobispo de Lima, llegó a justificar las muertes, desapariciones y abusos cometidos por las Fuerzas Armadas como parte “necesaria” del enfrentamiento de la guerra.

Nicaragua. En Nicaragua el poder político de la iglesia también es claro, aunque esta vez no fuera a través del Opus Dei.

En campaña presidencial el Frente Sandinista para la Liberación Nacional realizó una alianza con la Iglesia Católica, con el fin de recibir apoyo político de parte de esta, y a manera de intercambio prometió prohibir el aborto terapéutico, poniendo en riesgo la vida de las mujeres, con tal de recibir apoyo del poder eclesiástico.

De esta manera el Frente Sandinista en el 2006 derogó el aborto terapéutico. Rosario Murillo esposa de Daniel Ortega, declaró: “Somos enfáticos: No al aborto, sí a la vida. Sí a las creencias religiosas; sí a la fe; sí a la búsqueda de Dios, que es lo que nos fortalece todos los días para reemprender el camino”, “el FSLN respalda la posición de la Iglesia Católica y de las iglesias en general, contra el aborto en cualquiera de sus formas porque es un atentado contra la fe, contra la vida”

Así como oyen, radioescuchas, el FSLN con esta disque santa alianza, se ha convertido en un partido abiertamente confesional, bailándole la danza la iglesia con tal de tener el poder político.

Aún y con este cortísimo recorrido queda claro que la iglesia en América Latina continúa colonizando a través de su poder, interviniendo en las comunidades y gobernando con los políticos de turno para imponer su visión de mundo y atentar contra la dignidad de los pueblos latinoamericanos.

Un comentario en «El Opus Dei, secta fascista de la Iglesia Católica»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *