Tribunal Supremo de Elecciones

Tal y como les contamos la semana pasada el Tribunaaaal Supreeeemooo de Elecciooones se ha hecho merecedor de una secuencia en esta tan interesante presentación de votando por un cerdo.

En esta segunda parte, les continuaremos conversando sobre el trío arbitral de la democracia en Costa Rica, o conocido como Tribunal Surpremo de Elecciones

La semana anterior hablabamos sobre los magistrados encargados de vigilar la mejenga electoral en nuestro país, así como sobre el papel del Tribunal Supremo de Elecciones durante el fraude…(tose, disculpen)..durante el referéndum del 2007.

Por eso, en esta ocasión les traemos una nueva entrega del reconocidicimo e incuestionable espíritu democrático y de justicia electoral que es prácticado por los supremos magistrados.

Estimados y estimadas oyentes: ¿se acuerdan ustedes del famoso memorándo del TLC? Aquel que fue un notición, todo un escandalo por el que rodaron cabezas y se desgarraron vestiduras!

¿Se acuerdan?, ¿el que fue redactado por los ilustres Fernando Sánchez, diputado liberacionista y delfín del presidente Arias, y don Kevin Casas, vicepresidente de la república y ministro de planificación? …..Quien ahora esta interesado de poner a disposición de Laura Chinchilla su gran experiencia política….

Ese mismo…por eso, recordemos el famoso caso del memorándum, en plena campaña del TLC.

El memorando redactado por estos altos funcionarios fue muy claro, estos personajes le recomendaron al gobierno:

“Desbancar la idea de que esta es una lucha de ricos contra pobres: esto requiere escoger muy bien los rostros de la comunicación masiva del Sí y utilizar casi exclusivamente trabajadores y pequeños empresarios”, nos decían las recomendaciones de los conocedores de la alta política.

Y no se detenian allí las “sugerencias” diputadiles y vecepresidenciales, no! Ellos proponían “Estimular el miedo a la pérdida del empleo, utilizando testimonios de gente sencilla y en situación precaria que puede perder el empleo o ya lo perdió como consecuencia de la no aprobación del TLC.”

Que curioso, ¿no les parece? Que estuvieran en ese momento hablando de la posibilidad de perder empleo, y hoy por hoy esten hablando de que se van a perder alrededor de 50 mil empleos.

Pero siguiendo con el famoso documento que tanto escandalo armó, decían que podían “Estimular el miedo al ataque a las instituciones democráticas: convertiendo al SÍ en equivalente con la democracia y la institucionalidad y al NO en equivalente de violencia y deslealtad con la democracia.”

Volvamos a lo curioso del hoy por hoy por un momentico, cuando recién conocimos el escandalo de la DIS que persigue y rastrea a quienes basicamente sean reconocidos como traidores de la patria o desestabilizadores del país, violentos o terroristas, que curioso ah!

Si hilamos fino, hasta puede que encontremos que de una u otra forma ese documento es una realidad politica de nuestro país.

Y si de historias de miedo y ficción se trata, el memorandum de Casas y Fernandito no lo dejaba de lado, no:

“Miedo a la injerencia extranjera en el NO: hay que restregar por todas partes la conexión del NO con Fidel, Chávez y Ortega, es casi seguro que puede tener un impacto considerable entre la gente más sencilla, que es donde tenemos los problemas más serios.

“Miedo al efecto de un triunfo del NO sobre el Gobierno: un triunfo del NO dejará al Gobierno en una posición precaria y al país en una situación de ingobernabilidad. Esa conexión hay que inducirla.” nos decían los expertos en democracia y justicia, y ¿que hacía el TSE ante todo esto?

“Hacer información que siembre cizaña sobre los líderes, motivos, métodos, financiamiento y vínculos internacionales del NO.” continuaba el plan del gobierno (tose…) digo el memorandum.

“Que el gobierno envíe a las grandes empresas un representante para hablar del Plan Nacional de Desarrollo o de la visión futura del país o algo por el estilo…eso para cubrirnos las espaldas de cara al TSE..”.(revert eco)

Más claro ni el agua. Habría que preguntarle a Sobrado cuáles fueron las medidas tomadas ante este documento.

Kevin Casas renunció a su cargo, como una forma de mantener limpia la imagen del gobierno, sirviendo de chivo expiatorio para una práctica tan común en los gobiernos neoliberales. Fernando Sánchez sigue en su puesto, ejerciendo como diputado, a pesar de las denuncias y presiones de la gente para que abandonara su cargo político.

Y como si fuera un acto de constricción y de gran nobleza el TSE anunció a mediados de diciembre del 2008 que “retomará la investigación sobre el accionar de Sánchez”, investigación que se había iniciado en noviembre del 2007 a petición de la Procuraduría de la Ética, jaja, que gran sabiduría la de los magistrados..

…..claro!! por eso están allí!! ¿no?….

Ese mismo mes, la Sala IV declaró sin lugar una acción de inconstitucionalidad presentada por Sánchez en contra de la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito. Hmmm… el corrupto cuestionando la ley que combate la corrupción…

La impunidad es la principal característica del Tribunal: calla y otorga, evitando mancharse las manos para denunciar o señalar las enormes impurezas del circo electoral.

Y para muestra un botón:

En el comienzo de esta nuevo espectáculo electoral, el Tribunal Supremo de Elecciones decretó la “prohibición de divulgación de propaganda electoral”, recordando lo estipulado en el artículo 74 del Código Electoral.

Código que también dice:
“Las convenciones partidarias para elegir candidato presidencial no podrán celebrarse antes del 31 de mayo inmediato anterior a las elecciones nacionales.”
“La propaganda de cada precandidatura participante deberá difundirse, únicamente, durante los dos meses anteriores a la fecha fijada para celebrarlas”

Para quienes contravengan lo anterior: “el artículo 150 del mismo Código sanciona con multa de seis a quince salarios base mínimo mensual o con prisión de uno a treinta días”.

Ven que si de leyes se tratara la cosa podría hasta ser menos descarada la situación!!

Por eso el Tribunal ordenó al señor Francisco Antonio Pacheco, en su condición de Presidente de esa agrupación política, que instruya a esos precandidatos para que cese toda actividad propagandística prohibida, bajo el apercibimiento de instaurar los procesos sancionatorios en caso de incumplimiento.

O sea que, ¿ante la clara violación a la ley por parte de Johnny Araya, Laura Chinchilla y Fernando Berrocal, el Tribunal nomás les advierte en lugar de tomar cartas en el asunto?

La verdad que es dificil tratar de entender esto, porque ¿acaso han cesado los spots publicitarios de campaña?, ¿acaso ha tomado el Tribunal medidas de sanción?… ooooo… se ha hecho de la vista gorda, como siempre?

Como dicen por allí “ustedes juzguen”…porque preguntémonos: ¿Así piensan arbitrar en TSE en las proximas elecciones del 2010?

Pues nos damos una idea de hacia donde o hacia quienes van a torcer la balanza…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *