Obstruir vías se pena con multa hasta de ¢222.000

Los 24 adultos detenidos ayer por incendiar llantas y bloquear el paso por la carretera Saopim, en Moín se exponen a una multa que va de ¢37.000 a ¢222.000.

Así lo establece el artículo 393 del Código Penal, que califica la obstrucción de las calles como un delito menor (contravención).

La sanción se calcula entre 5 y 30 días multa, según el salario de un Oficinista 1 del Servicio Civil.

En esa circunstancia se encuentran 10 empleados de Japdeva que se dedican entre otras cosas a operar montacargas, mecánicos, atracadores de barco y supervisores.

También hay dos profesores universitarios, dos estibadores y dos funcionarios de Envases Industriales de Costa Rica (Envaco).

También se incluyen dos empleados de la Municipalidad de Limón, un pastor misionero y dos amas de casa. La lista la completan un peón agrícola, un jornalero y un hombre con oficio desconocido.

La Fiscalía tendrá que investigar si los detenidos también podrían ser acusados por daños a la propiedad privada y asaltos.

Aquí se incluye la quema de siete furgones y las denuncias de varios conductores asaltados.

José Luis Castrillo, exsecretario sindical de Japdeva, sostuvo que sus compañeros de gremio no son responsables de los incidentes ocurridos ayer en Moín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *