CARTA BRIBRI A LOS DIPUTADOS Y DIPUTADAS

Señores.
Diputados.
Asamblea Legislativa.
San José Costa Rica.

Is be’ skèna. (Cómo están).

Hace 300 años, los españoles se introdujeron a Talamanca y sacaron a 700 indígenas junto a nuestro Gran Héroe Pablo Presbere y el 4 de julio de 1710, “fue condenado en Cartago a ser exhibido por toda la ciudad en la que se pregonaría su delito, luego arcabuceado y finalmente decapitado, para exhibir su cabeza en un mástil.

Antes de darle muerte, se le tuvo con hambre y fue golpeado sin misericordia”. Según cuentaN las crónicas españolas.

La sentencia al heroico gesto de Presbere, se repite hoy en nuestros pueblos, “Antes de darle muerte, se le tuvo con hambre y fue golpeado sin misericordia”.

La cultura milenaria de los pueblos indígenas hoy se está muriendo, existe un sin números de limitaciones, circunstancias y acciones que hacen estragos en campo ambiental, de identidad cultural y sostenibilidad en los diferentes territorios indígenas.

La política de imposición de instituciones y formas de gobiernos como la CONAI (Comisión Nacional de Asuntos Indígenas) y la Asociaciones de Desarrollo respectivamente, ha sido más que una camisa de fuerza para nuestros pueblos.

Estas estructuras no son las adecuadas en el “derecho de los pueblos indígenas a participar en la toma de decisiones”.

Señores diputados, los pueblos indígenas de Costa Rica ya decidimos, mediante consulta se aprobó “ Ley de Desarrollo Autónomo de los Pueblos Indígenas” que ustedes tramitan como Proyecto Nº 14.352, que se encuentra en el lugar # 3 de la
Agenda del Plenario Legislativo.

Este proyecto es el resultado de mucha trabajo de los pueblos indígenas y sus líderes, por lo tanto es de gran significado, y lo menos que deseamos que le pase en su visita a San José es que muera “arcabuceado” en la Asamblea Legislativa.

Hace 300 años perdimos a 700 hermanos indígenas en Cartago, hoy debemos sentar las bases para no perder a miles de indígenas que representan una cultura, para que las
nuevas generaciones no expresen que “Antes de darle muerte, se le tuvo con hambre y fue golpeado sin misericordia”.

La impotencia que se siente cuando uno observa la dura realidad que viven los hermanos indígenas, que deben caminar cuatro horas o más para comprar una libra de sal, o un poquito de azúcar, o en casos de accidentes, me hizo enviarles esta carta, con el único propósito de hacerles saber que somos seres humanos, que tenemos un lengua, un territorio, una cultura que tenemos reglas que nos dejó Sibô ( Dios) para vivir en armonía con los hermanos y con la naturaleza, que esta cultura se debe preservar como forma de vida y que muchos de estos valores pueden ser un ejemplo para
la humanidad, pero así como la vivimos en nuestros pueblos, también deben darnos la oportunidad ejercerla en el marco jurídico de nuestro país, mediante la aprobación de la ley de Desarrollo Autónomo de los pueblos indígenas de Costa Rica.

Se del arduo trabajo que ustedes desempeñan en asamblea legislativa, por eso apelo a su buena disposición para que entren en consenso para que este proyecto sea una
realidad en nuestros pueblos que tanto lo necesitan.

¡Que Sibö los bendiga hoy mañana y siempre!

Atte. Guillermo Elizondo Ortiz
Indígena Bribri de Salitre
bribrika@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *